lunes, 27 de abril de 2015

Reseña #114: White Hot Kiss de Jennifer L. Armentrout

1

Título: White Hot Kiss
Serie: The Dark Elementst #1
Autor(a): Jennifer L. Armentrout
Sinopsis:
Un beso podría ser el último. 

Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a todos aquellos que tienen alma, ella es de todo menos normal. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee.

Criada entre los Guardianes, una raza de gárgolas cuya obligación es cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo, Layla trata de encajar, pero eso significa ocultar su propio lado oscuro de los que más ama. Especialmente a Zayne, el digno de desmayo, increíblemente hermoso y complemente fuera de sus límites Guardián, de quien ha estado flechada desde siempre.

Entonces, conoce a Roth, un tatuado, pecaminosamente caliente demonio que afirma saber todos sus secretos. Layla sabe que debería permanecer alejada, pero no está segura de que lo quiera de ese modo... especialmente cuando el tema de no-besar no es un problema, considerando que Roth no tiene alma.

Pero cuando Layla descubre que ella es la razón por la violenta revolución demoníaca, confiar en Roth no solo podría arruinar sus posibilidades con Zayne... también podrían apuntarla como la traidora de su familia. Peor aún, eso podría convertirse en un boleto sin retorno hacia el fin del mundo.

Desde que se anunció que Jennifer iba a sacar una nueva trilogía, allá por Julio o Agosto del 2013 si mal no recuerdo, sabía que iba a leerla. No importaba mucho el contenido, la portada, los personajes, no importaba porque con el simple hecho de ser un libro de esta increíble autora sabía que tenía que leerlo pero después vi la portada del primer libro y la sinopsis del mismo, y eso cerró el trato. Tenía que conocer la historia y a sus personajes… pero había algo que me retenía. El triángulo amoroso. No soy fan –para nada– de los triángulos y eso fue lo que me hizo tardar tanto para leer estos libros porque sí, prácticamente desde el momento en que lo vi en la portada (la primera portada. Sip, escribí esta reseña antes de que se revelara la portada del tercer libro y se anunciaran las nuevas ediciones –que también me encantan) y leí la sinopsis, soy Team Roth y quería esperar hasta que saliera el último y asegurarme de que, bueno, tenía el final que quiero pero recientemente no me resistí y tuve que leerlo. ¿Por qué no lo hice antes?

"—Necesitas algo. Tu rostro.—¿Mi cara?—Necesita de mis besos." —Roth y Layla

La historia sigue la vida de Layla una chica aparentemente normal para sus mejores amigos, la gente de la escuela y todo el mundo, salvo para las personas de la casa donde vive que conocen la verdad de ella. Nacida de un padre gárgola, los guardianes en el mundo humano que combaten contra el mal, y una madre demonio, Layla trata de ser normal pero está lejos de serlo ya que cuando no está en la escuela, ella se encuentra etiquetando demonios para hacer que la cacería de los guardianes sea más fácil y rápida, y todo parece estar bien, nada fuera de lo común –dentro de lo que es común en su vida, hasta que Roth, un demonio de Nivel Superior, le salva la vida en el comienzo de una trágica serie de locuras que comienzan a ocurrir en la vida de nuestra protagonista.
Layla no quiere tener nada que ver con Roth, no confía en él, pero a medida que las cosas se vuelven más salvajes y otros demonios comienzan a atacarla, y Layla no puede hablar con Zayne, su compañero de vivienda-el amor de su infancia, y con el resto del clan de los guardianes ya que ellos nunca llegaron a entenderla completamente –y muchos la odian por eso, al no aceptar que Layla tiene, de hecho, sangre de demonio corriendo por sus venas, ella comienza a acercarse más a Roth, quien está en la Tierra para protegerla y evitar que salga lastimada, pero claro, a medida que el tiempo sigue pasando, ambos se acercan más y más, especialmente dado que Roth acepta a Layla tal y como es, y las cosas se calientan entre ellos pero no pueden olvidar que alguien está en la Tierra también para capturar a Layla y comenzar el Apocalipsis antes de tiempo, y mientras que Roth y Layla tratan de evitarlo quedará por ver si pueden Layla puede olvidar su amor por Zayne y da nombre a los sentimientos que tiene por Roth antes de que todo vaya cuesta abajo.

"—Siempre parecías solitaria. Incluso cuando estabas con tus amigos, estabas sola.—¿Y tú... estás solo?—¿Tú qué crees? —Cambió de modo en el que una pierna estaba entre las mías—. Pero en realidad no importa ahora. Ya no estoy solo. Tampoco tú." —Roth y Layla

Como dije antes, sé los motivos por los cuales no leí antes este libro pero ahora que lo leí, hubiera deseado no haber esperado tanto. Leí casi todos los libros de Jennifer y puedo dar fe de que este es uno de los mejores de ella.

"—Esto se trata sobre ti. Sí, esto es totalmente sobre ti. Me deshaces. No tienes idea de cómo me deshaces." —Roth

Como todos los que leímos los libros de Armentrout sabemos, ella tiene una manera refrescante, apasionada, caliente y sarcástica de escribir y hacer que sus personajes sean memorables. Nuevamente no nos falló en este libro porque si bien la historia tiene puntos no tan originales, a la vez los tiene y lo que hacen los personajes y cómo manejan las situaciones es una de las maneras de Jennifer de diferenciar sus historias de las del resto; Claramente la idea en general de Guardianes que para cazar se transforman y tienen un aspecto similar al de las gárgolas que se ven en iglesias, siendo así como los protectores de los humanos que caminan en el mundo terrenal y luchan contra los demonios que quieren traer el mal a la humanidad, es bastante original y llamativo, de por sí, pero también tenemos demonios increíblemente fuera de lo normal en esta historia, como Roth, quien rompe todos los esquemas demoníacos, y una protagonista que tiene sangre de guardián y de demonio en su sistema. Es cierto que alguna que otra vez hubo personajes mitad demonio mitad ángel pero recuerdo que los guardianes de este libro no son ángeles y eso hace otro punto original. También tenemos el poder de Layla de ver almas, que aunque lo leí antes en otros libros, su poder no viene del lado guardián en su vida sino del demoníaco y por el simple hecho de que su madre era una demonio en particular que poseía el poder de alimentarse de las almas y ahora Layla también lo tiene, motivo por el cual no puede besar a nadie con un alma ya que tomaría su alma y lo mataría sin poder evitarlo. La historia está llena de momentos calientes y apasionados, como solo Jennifer los sabe escribir de tal manera que lo sentís en tu cuerpo, con muchos secretos y giros inesperados que algunos te dejan con la boca abierta y otros con dolor en el corazón. Y quiero comentar algo, ahora que lo leí, para mí no hay un triángulo. Layla tiene un amor, amor entre comillas, platónico con Zayne pero es más bien una obsesión de la cual no puede desprenderse pero en realidad Zayne siempre será como el hermano mayor y mejor amigo de nuestra protagonista. Y sí, esto y muchas cosas más tiene este original, divertido, misterioso y caliente libro donde los personajes te harán volar fuera de tu mente. Roth en particular.

"—¡No me importa la clase "eras malditamente invisible!—Lo sé, bastante genial, ¿huh? Es solo uno de muchos talentos —Echándome un vistazo sobre el hombro me guiñó—. Y tengo muchos talentos." —Layla y Roth

Al hablar de los personajes no me quiero centrar mucho en el resto sino más bien en sus principales así que primero voy a centrarme en Zayne. Desde el principio me encantó este personaje. El chico es protector, tiene un humor dulce y tierno que lo hace muy especial pero te da la impresión de verlo como un hermano mayor, como alguien a quien tenerle admiración y un flechazo de adolescente si nunca conociste nada más, eso es lo que sentí yo y lo que percibo que Layla siente por él. Pero Zayne también tiene sus momentos bajos donde te hace enojar pero después viene todo dulce y con disculpas, y te hace perdonarlo pero al chico le falta algo más.

"—Ah, tengo que comprar tu amor. Ya veo." —Zayne

Ahora voy a hablar de nuestra protagonista Layla quien siempre se sintió insegura alrededor de lo que puede llamar su familia y el resto de los guardianes a pesar de que ellos la criaron para que se vea como una guardiana, Layla siente que no encaja en ningún lugar. No es una guardiana, la clara diferencia entre éstos y ella es que no puede transformarse, pero tampoco es una demonio de sangre pura, y mucho menos puede encajar entre los humanos entonces eso siempre la hizo sentirse insegura hasta Roth, cuando comienza a ayudarla a que se acepte tal cual es, una mestiza que no tiene por qué sentirse fuera de lugar con todo el potencial que posee. Pero dejando de lado esto, Layla es divertida, un poco loca e inocente, y aunque muchas veces acepta lo que es, siempre trata de luchar sus propias batallas para demostrar su valía.

"—Verte patearles el trasero fue increíblemente sexy... como real, realmente sexy. Pero si alguna vez vuelves a hacer algo así de nuevo, te lanzaré sobre mis hombros y nalguearé tú...—Termina esa frase y voy a mostrarle mi rodilla a una cierta parte de tu anatomía.Su mirada bajó y se estremeció.—Está bien. Tú ganas. He visto tus patadas." —Roth y Layla

Y por último –yup, siempre dejo al mejor personaje para el final, tenemos a Roth. Si fuera por mí solamente diría esta frase: Quiero a un Roth, no importa si es Demonio o no, no me importa si tiene una serpiente, un dragón y tres gatitos de mascota que los puede llevar en su piel y sacarlos cuando quiere, no me importa si camina en la tierra o en el infierno, yo quiero a un Roth. Pero voy a tratar de expandir más mi párrafo sobre este caliente, juguetón, sarcástico chico. Como dije antes, Roth rompe con todo los esquemas. Uno pensaría que un demonio es pura maldad, diversión mortal y humor negro pero Roth no es así. No es pura maldad, su idea de diversión es como la de cualquier humano y el humor negro es bastante normal pero también es un chico muy sabio. A él no le importa mostrarse confianzudo y lleno de ego porque bueno, no le importa y tiene plena confianza en sí mismo y en su aspecto, él también es todo un inteligente, con una boca rápida, demonio bebé (si lo leyeron ya entenderán el por qué de bebé) que puede ser muy dulce y cariñoso pero también letal y frío. Él no se lamenta para nada de su sangre y aunque no puede mostrarle a los humanos quién es en realidad, nunca deja de mostrarse menos que con la completa autoridad y control de la situación. Y si bien todo esto es fantástico y construye al personaje como es, lo que más me gusta de Roth es su pasión. Es un demonio pero que siente, a pesar de que a veces intente ocultarlo, y le da muchísima vida al libro y a la historia. Sinceramente este personaje me enamoró de principio a fin.

"—Hay dulzura en lo malvado. Y recuerda, las apariencias engañan." —Roth

"—Me perdí en el momento en que te encontré." —Roth

Ahora, antes de cerrar la reseña quiero comentar que debajo de la puntuación siempre pongo más frases y este libro está lleno de frases que me encantaron y voy a publicar muchas de ellas, pido disculpas si son un montón y si alguien no quiere leerlas, por supuesto no lo haga.

Y para finalizar mi opinión del libro, White Hot Kiss es otra maravillosa, sorprendente, original, apasionante y divertida historia de Jennifer L. Armentrout donde sabe combinar muy bien todo lo que pasa exteriormente con los personajes y crea personajes memorables que una vez que los conoces, no salen de tu mente y corazón.

Puntuación:

Frases:

"Cuando la gente inexplicablemente desaparecía en el aire, por lo general era porque tenían un nuevo código postal. Algo así como 666." —Layla

"—No deberías intervenir en esto.
—Y tú deberías besarme el culo. ¿Qué te parece?" —Demonio y Roth

"—Estuve pensando en ti toda la noche." —Roth

"—Desviar el tema no funciona con los demonios.
—Entonces supongo que tendré que intentar mordiendo otra vez.
—¿Quieres probar? Déjame sugerir lugares más apropiados, tengo este piercing..." —Roth y Layla

"—Date la vuelta antes de que nos metas en problemas.
—Oh, amarían el tipo de problemas en el que yo las metería." —Layla y Roth

"—Fui criado en el Infierno. Podrías decir que soy socialmente torpe." —Roth

"—Somos demonios. Las reglas se aplican a nosotros cuando lo queremos." —Roth

"—Si digo gracias, ¿te irás?
—Sí.
—Gracias.
—Mentí.
—¿Qué? Eso está muy jodido.
—Yo soy un demonio. Tiendo a mentir de vez en cuando." —Layla y Roth

"—Me gusta cuando la gente trata de clasificar las cosas en buenos y malos como si todo fuera así de claro." —Roth

"—Te verías muy sexy en una mochila de esas.
—Me vería sexy en casi cualquier cosa.
—Eres tan modesto.
—La modestia pertenece a los perdedores. Algo que yo no soy." —Layla y Roth

"—Tu vida no es acerca de todo lo que no puede hacer. Es acerca de lo que puedes hacer." —Roth

"—Tienes un aro en la lengua —dije confundida.
Un brillo travieso llenó su mirada.
—No es lo único perforado." —Layla y Roth

"—¿Serías miembro de mi club de fans de demonios?
—Oh, creo que sería el presidente. ¿Te gustaría eso?" —Layla y Roth

"—¿Crees que puedes caminar a clase, o tus rodillas están demasiado débiles?
—Mis rodillas no están débiles. Y tienes un gran ego.
—Eso no es lo único que es gran...
—¡Cállate! Demasiada información, Roth, demasiada información." —Roth y Layla

"—Cállate.
—No creo que me guste tu tono.

—Y a mí no me gusta tu cara —le regresó Zayne" —Zayne y Roth

1 comentario:

  1. Holaa! Muero por leer esta saga, en serio. Jennifer L. Armentrout es una de mis autoras favoritas y después de leer esta reseña sé que este libro también me va a encantar. Además, me he reído mucho con las frases ^^
    Besitos :P

    ResponderEliminar